Los tres vinos perfectos para brindar en San Valentín

Hoy te traemos diferentes opciones para sorprender a tu pareja en el día más romántico del año.

 

Un año más llega una de las festividades más esperadas para los enamorados, de su pareja y también de la vida: San Valentín. Un 14 de febrero más para recordar todos aquellos momentos que habéis vivido juntos y brindar por todos lo que están por venir. La idea es pasar un día en el que el amor sea el centro, también a la hora de realizar los preparativos para que la noche sea inolvidable.

 

¿Qué tal una cena improvisada? ¿Sois una pareja que os gusta celebrar esta fecha por todo lo alto? ¿Os movéis como peces en el agua por la informalidad? No hay problema. Hay vinos -y gustos- como colores que pueden ayudar a conformar una velada de ensueño. Para ello, te traemos una relación de los 3 vinos perfectos con los que celebrar y brindar por una vida en pareja y hacer que las flechas de Cupido hagan el resto:

 

  • Un verdejo para una cena informal

 

¿Pensando en una cena informal para celebrar San Valentín con tu pareja? El Verdejo D.O. Rueda puede ser una opción perfecta para acompañar una comida basada en los entrantes más deliciosos o platos únicos -y rápidos- que conformarán el menú de San Valentín. Puedes acompañarlo con uvas y queso francés, un delicioso wok de pollo o un pescado azul al papillote. La imaginación a la hora de cocinar corre de vuestra cuenta. 

 

Eso sí, sin olvidar que este vino blanco es intenso y expresivo en nariz con aromas florales, de frutas como el albaricoque, otras más tropicales como el mango, además de las notas de hierbas del bosque. Todo un placer para los sentidos

 

  • ¿Amantes de la improvisación? Un Tempranillo

 

Si sois de esas parejas que os gusta vivir una vida improvisada, este tempranillo es ideal para esta ocasión. Perfecto para acompañar con una deliciosa pasta carbonara o una una tabla de embutidos y quesos semicurados, el tempranillo marida con cualquier ocasión que se tercie. Tamaral Roble (D. O. Ribera Del Duero) es un vino tinto tempranillo que cuenta con diversos aromas a frutos del bosque y ciruelas, integrados con las notas de la madera, que lo hace especialmente perfecto para acompañar con comidas improvisadas. Todo un acierto. 

 

  • Gran Reserva para los amantes de una cita tradicional 

 

Para los amantes de las comidas que conforman un menú completo y tradicional de ‘primero, segundo y postre’ traemos el vino perfecto para que acompañe todo el recorrido de la cena de San Valentín. El Tamaral Reserva (D. O. Ribera Del Duero) destila una gran variedad de aromas donde la mermelada de frutos rojos y las pasas predominan por encima del resto y conjuntan, además, a la perfección con las especias de la barrica: clavo y pimienta de Jamaica. ¿Por qué es perfecto para un momento en el que la comida toma protagonismo? Porque el Gran Reserva combina a la perfección con una tostada de foie y trufa, así como una carne asada típica de su tierra: el lechazo. ¡Manos a la obra!