Llega el otoño y el viñedo cambia de color

Una vez que termina la vendimia todo cambia de un día para otro y el viñedo se vuelve rojizo y marrón.

Te contamos cómo cada año termina el verano, comienza la vendimia y empieza esta época tan bonita que precede a la Navidad.

 

Es una época de cambios y adaptaciones. Primero para nosotros mismos, se acaba el verano, se termina el buen tiempo y comenzamos a abrigarnos para salir a la calle, y si además vives en la zona de la Ribera del Duero, sabes perfectamente de lo que te estamos hablando. Es una estación en la que vuelven las rutinas. Pero lo más importante es que volvemos a disfrutar de vinos especiales que son más típicos de estas épocas del año.

Una de las peculiaridades de este momento es cómo cambia de color el viñedo. Y es que pasa de tener unas vides frondosas y verdes, a unas con hojas con tonos marrones, ocres, rojos, amarillos, pardos, … ¡Y nos encanta! Porque merece la pena verlo, sentirlo, captar ese momento y no menos importante, sacar una foto con la que presumir de paisaje.

Pero todo esto tiene una base mucho más simple. El viñedo esta formado por vides, y son un tipo de planta cuyas hojas son caducas, por lo tanto se van a caer. Pero hasta que llegue ese momento cambiarán de color, o más bien, dejarán de tener ese color verdoso, porque la planta va a dejar de producir clorofila.

 

Aunque lo mejor de todo es que aún podemos encontrar algún racimo olvidado de la vendimia, cuyas uvas van a tener un dulzor muy especial que es producto del comienzo de la pasificación. ¡Quizá otro día hablemos de este proceso!

En resumen, estos tonos y colores de las hojas comienzan a mostrarse cuando los días empiezan a ser más fríos, más cortos, la vid ya no produce clorofila, que es el componente de la planta encargado de realizar la fotosíntesis. Finalmente estas hojas se caerán… debido a la generación de células separadoras que van a ir creciendo en la base de las mismas, cortando el agua y creando una línea de rotura. Y en cuanto sopla un poco el viento, éstas se caerán.

Pero lo mejor de todo es que después de esto, todo vuelve a empezar…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *